Daniel Ortega acusa a obispos de formar parte de un golpe de Estado

El presidente Daniel Ortega acusó el jueves a la Conferencia Episcopal de Nicaragua de formar parte de un golpe de Estado en su contra, al participar en un acto para conmemorar el 39 aniversario de la revolución que derrocó a la dictadura de Anastasio Somoza y con el país sumido en la crisis política más profunda de la última década.

Frente una plaza ocupada por miles de sus seguidores, el mandatario de 72 años aseguró que fuerzas adversas a su gobierno financiadas por agencias norteamericanas, se confabularon con el obispado nicaragüense para sacarlo del poder.

Desde hace tres meses este país centroamericano ha sido escenario de una ola de protestas reprimidas con violencia que han dejado más de 250 muertos y han supuesto para el exguerrillero y actual presidente, comparaciones con la tiranía de la familia Somoza.

Ortega regresó al poder en 2007 después de tres derrotas electorales consecutivas. La crisis que enfrenta estalló el 18 de abril tras una fallida reforma al seguro social, que luego de la muerte de manifestantes derivó en la demanda para que deje el poder.

“Me dolió que mis señores obispos tuvieran esa posición de golpistas, se descalificaron entonces como mediadores”, sostuvo el gobernante, dando por muerto el diálogo con el que buscaba superar la crisis.

La Asociación Nicaragüense, Pro Derechos Humanos, registró 351 homicidios relacionados con la agitación entre el 19 de abril y el 10 de julio, mientras que el gobierno dice que hay más de 200 muertos. La gran mayoría de fallecidos eran civiles, señaló el grupo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos dijo el jueves que había contado 277 muertos.

El obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, uno de los más fuertes críticos del gobierno de Ortega, hizo declaraciones en Twitter tras el discurso del mandatario.

“La Iglesia no sufre por ser calumniada y perseguida. Sufre por quienes han sido asesinados, por las familias que lloran, por los detenidos injustamente y por quienes huyen de la represión. Rezamos y estaremos a su lado siempre, en el nombre de Jesús”, afirmó. AP

Deja un comentario