Alvarado: “Afrontamos desafíos urgentes que no admiten postergación”

San José .- El nuevo presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, afirmó ayer en su primer discurso que su país enfrenta “desafíos urgentes que no admiten postergación”, entre ellos el déficit fiscal, e hizo un llamado a todos los sectores a trabajar unidos.

“Sabemos que hoy no basta con estar orgullosos con el país que construyeron nuestros antepasados, la inercia no será suficiente.

Afrontamos desafíos importantes y urgentes que no admiten postergación”, expresó Alvarado en su primer discurso tras jurar hoy como mandatario para el período 2018-2022.

El presidente enumeró siete ejes prioritarios de su mandato: la educación, la seguridad, la salud, la protección ambiental, la mejor movilidad e infraestructura, el empleo, y recuperar la estabilidad fiscal.

“Es necesaria la aprobación de un proyecto de ley fiscal como el que tienen en conocimiento los diputados. Les pido analizar el proyecto y avanzar de manera oportuna, ojalá pronta, para contar con su aprobación”, afirmó Alvarado.

El mandatario se comprometió a llevar el déficit fiscal de 6.2% del producto interno bruto con el que cerró el 2017, hasta un 3% al final de su mandato en 2022.

“Esta será la quinta administración que debe lidiar con este tema, con una diferencia radical: el tiempo está a punto de agotarse para hacer esta reforma y esto pone en riesgo a la nación de cara a sus 200 años” de vida independiente, que se cumplirá en 2021, aseveró.

Alvarado se comprometió a luchar contra la evasión y el contrabando; a reducir la informalidad laboral, recaudar mejor, usar eficientemente los recursos de la hacienda pública, así como impulsar la austeridad, una firme disciplina fiscal y un riguroso control del gasto.

“Una vez resuelto el tema fiscal y avanzando en otros campos, ¿qué detiene a Costa Rica de cara al futuro? El futuro está en nuestras manos y debemos tener la voluntad de actuar”, expresó.

Alvarado también se comprometió a ampliar varias carreteras estratégicas, avanzar en un tren eléctrico de pasajeros en el área metropolitana, a fortalecer el liderazgo internacional de Costa Rica en materia ambiental y de derechos humanos; trabajar en una educación de mayor calidad y bilingüe, combatir el crimen organizado y la inseguridad.

“Recibo esta banda presidencial con plena conciencia de que es el mayor honor y una enorme responsabilidad que tengo con ustedes y nuestra patria. Seré la mejor versión de mí para llevar adelante los asuntos más importantes del país. Lo haré procurando el bienestar de todas las personas y las más humildes tendrán un eco especial en mi conciencia”, manifestó el mandatario.

Alvarado hizo un llamado a los partidos políticos, sociales y privados a trabajar unidos para resolver los problemas del país, basados en “el diálogo y el bienestar común” y en “las cosas que nos unen”.

La presidenta del Congreso, Carolina Hidalgo, juramentó a Alvarado en la ceremonia de traspaso de mando, llevada a cabo en la Plaza de la Democracia y la Abolición del Ejército, un espacio abierto en el corazón de la capital, donde asistieron 2,000 ciudadanos y 108 delegaciones internacionales.

Alvarado sustituye en el cargo a Luis Guillermo Solís, de su mismo partido, el centroizquierdista Acción Ciudadana. EFE

Deja un comentario